domingo, 7 de diciembre de 2008

BAJO EXAMEN

INTRODUCCION:

A. Describir en sus propias palabras el pecado secreto de David con Betsabé y la sorprendente revelación de este pecado por el profeta de Dios (vea II Samuel 11-12 para esta información).
B. Muchos políticos se quejan de vivir bajo el examen minucioso de la prensa y del público.
C. ¿Cuál es SU secreto, mi estimado hermano?
D. Todos vivimos BAJO EL EXAMEN MINUCIOSO de Dios (Salmos 139).

I. MI VIDA ENTERA ESTA BAJO EXAMEN. (Salmos 139:1-6,13-16)

A. El Señor examina todo lo concerniente a mi vida cuidadosamente:
1. Aún eventos casuales como el sentarme (139:2).
2. Mis caminos (hábitos) (139:3).
3. Lo que voy a decir (139:4).
4. Desde mi concepción (139:13-16).
B. Jesucristo ilustra el cuidado con que Dios nos examina:
1. Simón (Juan 1:42).
2. Natanael (Juan 1:47,48).
3. Los fariseos (Juan 2:24,25).
4. Nicodemo (Juan 3 NO LEERLO).
5. La samaritana (Juan 4 NO LEERLO).
C. Es NECEDAD fingirse con Dios (Hebreos 4:12,13). El sencillamente desea que sea honesto consigo mismo y con El.
D. El sabe cuando digo que "Sí" con la boca pero en realidad estoy diciendo que "No". NO OBSTANTE, me ama.
1. Cuando digo que estoy VALIENTE pero en realidad soy MIEDOSO.
2. Confiado / Inseguro.
3. Calmado / Nervioso.
4. Feliz / Triste.
5. Santo / Inmundo.
6. Listo / Renuente.

II. MI MUNDO ENTERO ESTA BAJO EXAMEN. (Salmos 139:7-12)

A. Nos burlamos de:
1. Adán y Eva cuando se quisieron esconder de Dios.
2. Jonás cuando se quiso correr de Dios.
3. PERO luego hacemos lo mismo.]
B. No puedo esconderme de Dios (139:7-9).
C. Nadie me puede quitar de Dios (139:5,10).
D. Día y noche (139:11,12). La gente parece creer que si se comete una maldad de noche, que está encubierta.
E. No solamente cuando estoy en una actividad religiosa sino mi mundo ENTERO.
1. En el trabajo.
2. En el recreo.
3. En lo más íntimo de mi casa.
4. En la cama en el hospital.
5. En la sala de emergencias con mi hijo.
6. En el velorio de mi amado que ha fallecido.
7. En mi cuarto cuando estoy en agonía por la rebeldía de mis hijos.
8. En la soledad de la noche.

III. ESTOY TAN AGRADECIDO DE ESTAR BAJO EXAMEN POR DIOS. (Salmos 139:17-24)

A. Los pensamientos de Dios acerca de mi persona son MUCHOS y me son PRECIOSOS (139:17,18). No está tan ocupado que no pueda pensar en mí.
B. Puedo confiar que El me protegerá de mis enemigos (139:19-22).
C. Quiero que El conozca mis ansiedades (139:23).
D. Quiero que El conozca mis ideas erradas y que me corrija (139:24).
E. Quiero que me guíe. La providencia divina requiere conocimiento íntimo y específico de mi persona.
F. A pesar de la pena que siento debido a mis pecados secretos, estoy agradecido porque entiendo que me ama y me acepta por medio de Cristo tal como soy en vez de destruirme.
G. La intimidad se basa en compartirse con otra persona (su cónyuge, su amigo, y SU DIOS).

CONCLUSION:
A. Para estar dispuesto a revelarnos a otra persona debemos:
1. Confiar en esta persona. Usted puede confiar en Dios.
2. Estar convencidos que esta persona nos ama. No hay duda que Dios nos ama.
B. No hay que temer el examen de su vida por Dios sino regocijarse en la bendición de una relación franca y abierta con el Creador.
C. Dios desea estar cerca de nosotros. Aprendamos a apreciar Su examen de nuestras vidas y sentir el calor de Su amor.
D. Si usted ha estado tratando de esconderse de Dios, ya no se esconda. Abra su vida a Dios para que El le pueda perdonar y bendecir.

*****